Inés León, nuestra jefa de cocina de Delizia nos cuenta todos los secretos de la segunda temporada. Cena Espectáculo Madrid.

Podemos decir que representar a la jefa de cocina en un espectáculo que consiste entre otras cosas en la mejor cena espectáculo de Madrid es lo más cercano a rizar el rizo. Y eso es lo que hace exactamente Inés León en Delizia, que supera los límites de cualquier cena espectáculo uniéndola con el cabaret, el musical, el teatro circo y las acrobacias, y todo ello en Teatro Bodevil.

Como ves dar vida a tan atareada jefa de cocina en una cena espectáculo de este nivel no es tarea sencilla, por eso podréis descubrir los secretos de Inés León en esta entrevista que sin duda os dejará un gran sabor de boca y ganas de descubrir la segunda temporada de Delizia.

¿Cómo has vivido el estreno de la segunda temporada? ¿Tenías ganas de volver a pisar las tablas del Teatro Bodevil?

Lo cierto es que sí, he empezado la segunda temporada con mucha fuerza y muchas ganas.

Terminamos la anterior temporada con un éxito tremendo, una gran afluencia de público y, lo más importante, ¡pasándolo estupendamente! Así que, estaba deseando volver a vivir esa experiencia, subirme al escenario del Teatro Bodevil y hacer disfrutar de nuevo a todo el mundo. 

¿Con qué rasgos de tu personaje te sientes más identificada?

Las características que más se asemejan de la Jefa de Cocina de Delizia a la verdadera Inés son su carácter alegre y vivo, así como la capacidad que tiene para interactuar con el público y tomar complicidad con ellos.

Soy una persona extrovertida, sociable y, realmente, este papel me hace disfrutar de ese lado más loco de mí misma. 

¿Cuál es tu número favorito de Delizia? ¿Con cuál disfrutas más?

Es difícil elegir un solo número, pues disfruto muchísimo con todos ellos. Sin embargo, es cierto que tengo debilidad por una actuación concreta, ¡me quedo con Crazy!

Cantar con mi compañero Litus es una experiencia increíble. Hay un momento en el que cojo la guitarra y nos volvemos locos, ¡nos desmelenamos y lo damos todo! 

Pero lo que me hace disfrutar, aún más si cabe, de la actuación es que conseguimos transmitir ese sentimiento al público. El espectador se contagia de nuestra locura y disfruta del número tanto como nosotros. 

¿Cómo se vive en la cocina de Delizia? ¿Hay muchos nervios antes de sacar los platos?

Sí, sí, hay muchos nervios (entre risas). Sí, porque, claro, como tiene que salir todo a tiempo y cada plato debe estar absolutamente perfecto es lógico.

Haciendo un símil de las artes escénicas con la cocina, al final son muchos aspectos los que hay que unificar y, tras el duro trabajo que hay detrás, quieres que todo salga perfecto. Por tanto, al final es normal sentir ese gusanillo antes de salir a escena. 

En este marco, ¿cómo es la relación entre vosotros en esos momentos de tensión?

Muy buena, lo cierto es que hay un clima fantástico en todo el elenco. No obstante, siempre hay alguna voz que otra de “se me olvida esto”, “me falta aquello”, “que no, que esperes a…”, etc. pero luego el ambiente se calma, comenzamos y ¡voilà! ¡Sale todo rodado!

En Delizia hay un factor importante de interactuación con el público, ¿podrías contarnos alguna anécdota graciosa que haya pasado en una función? 

Sí, anécdotas hay muchas porque como siempre estamos interactuando con el público, ¡es maravilloso! De todos modos, hubo una ocasión que recuerdo con especial cariño, por decirlo de algún modo (entre risas). 

En uno de los bloques invito a un hombre a subir conmigo al escenario y hago que le “castigo”. Durante la temporada pasada, un chico joven, bastante atractivo y con un físico prominente decidió participar en el espectáculo.

El caso es que, quien se viene conmigo, sabe que algo se le va a hacer. Bueno, pues una vez arriba, cuando empecé a “jugar” con él y nuestro show, tomó una actitud totalmente asertiva. Me paró en seco, me decía que no a cada mínimo gesto de humor y se negó en rotundo a formar parte del espectáculo.

Al parecer era una persona conocida en el mundo de la noche madrileña y, tras mirarme con cara de asesino, dije “bueno, vamos a darle un fuerte aplauso a este muchacho y que se baje, porque creo que el show ya no puede continuar, graciaaaaas” jajaja. Mi cara debía ser un poema, ya que me quedé como entre cortada y muerta de la risa, de qué absurdo. 

En cualquier caso, esta es solo una de ellas, ya que he tenido muchas otras experiencias y algunas de ellas muy buenas. Al fin y al cabo es una excepción, pero que me dejó huella (entre risas); normalmente el público que sube es para disfrutar, divertirse y pasarlo en grande con nosotros.

 

Tras el éxito de la primera temporada de la más deliciosa cena espectáculo de Madrid, Delizia ha comenzado ya la segunda temporada en Teatro Bodevil. No es un restaurante espectáculo, o un musical con los mejores espectáculos acrobáticos, va mucho más allá, descúbrelo en Teatro Bodevil.